El diseño de un establecimiento.

¿Por qué tantos negocios de comida fracasan? Hay muchas razones por las cuales un establecimiento puede fallar; sin embargo, todos los problemas derivan de una mala administración, una manera errónea de distribuir los recursos. Muchos no invierten en interiorismo.

Al poner un negocio, es importante planear los presupuestos desde un principio; es parecido a una partida de ajedrez, tenemos que ir tres pasos por delante de la situación. Uno necesita crear estrategias para prevenir posibles problemas y amenazas.

Es importante ayudarnos de internet y las redes sociales para que la gente note nuestra existencia. Una buena página de Facebook y agregar la ubicación en Google Maps ayudará a que más personas te vean. Sin embargo, en un inicio no destines más dinero del necesario en tus redes sociales e internet. Puedes ahorrar dinero haciendo las páginas tú mismo; hay muchos tutoriales sobre cómo agregar ubicaciones y hacer páginas de redes sociales.

Si tu negocio es de comida, convendría que agregaras un perfil de Instagram, todo para que puedas subir fotos de tu menú y el lugar para atraer más clientes. Sin embargo, más importante es que tengas un buen diseño de interiores; la gente responde demasiado con lo visual, un cliente se siente más atraído por un buen diseño y ambiente que por la comida en sí.

Puedes comprar todos los cubiertos, platos y vasos en lugares como Chedraui; yo te recomendaría ir a lugares especializados en vajillas; te recomiendo encarecidamente siempre revisar la calidad de los materiales que compras, necesitas vasos y platos lo más resistentes que puedas conseguir, de preferencia para un uso rudo. También te recomiendo consultar el diseño de interiores con un profesional como As Fashion, que hacen un excelente trabajo aprovechando espacio y creando ambientes; te ofrecen distintos materiales según el presupuesto que manejes, no deberías escatimar tanto en estos gastos.

Ahora viene lo más importante, cuida demasiado la calidad de los alimentos, calcula lo que te cuesta cada platillo y cuanta ganancia debes de sacarle. Mantén un precio justo siempre y no exageres; muchas personas deciden no consumir en un establecimiento por los precios.

Cierro mi artículo con recomendaciones finales: ahorra dinero, no desesperes, invierte en lo que verdaderamente es importante y ofrece precios justos. Nos vemos en otra ocasión. COMPARTE si te pareció interesante este artículo.

¡ÉXITO!